AGENTES de la FGE están despojando predios de alta plusvalía, en Tulum.

33

TULUM, MX.- Funcionarios de la Fiscalía General del Estado (FGE), asignados al municipio de Tulum, en concreto, agentes del Ministerio Público y de la Policía de Investigación, realizaron un aseguramiento de varios predios en la carretera Tulum-Boca Paila, entre ellos el del hotel El Pez, lo que constituyó un despojo a sus propietarios.

De acuerdo con información a la que se tuvo acceso, para ello, emplearon la simulación de un delito, que finalmente fue el de narcomenudeo, por lo que irrumpieron en esos lugares, forzando las cercas de limitación de las propiedades para sacar a los cuidadores del predio sin hacerles ninguna mención o menos aún, una notificación.

Los funcionarios intimidaron y sacaron del predio a los vigilantes, por la fuerza, para colocar sellos y lonas de aseguramiento con leyendas de una orden de aseguramiento, derivada de una carpeta de investigación con el número de expediente FGE/QROO/TUL/10/1481/2021, asegurando, además, un predio del hotel denominado “EL PEZ” en la carretera Boca Paila Kilómetro 2.5 de Tulum.

Esto sucedió a las 03:00 horas del 1º de octubre del 2021, y posteriormente, los hechos fueron conocimiento de medios informativos locales, que a través de la FGE, también supieron de la presunta comisión del delito de acopio de armas, por lo cual despojaron a los dueños del predio.

Los afectados de los predios han acudido localmente con las autoridades correspondientes para recuperarlos, sin resultado alguno.

Incluso se vieron en la necesidad de promover un juicio de amparo indirecto ante la sede del Poder Judicial de la Federación en la Ciudad de Cancún, sin resultados.

Ello, porque la FGE ha hecho hasta lo imposible por no devolver el predio como si tuviera algún interés extra legal en conservar la posesión de los predios.

Al día de hoy, la propiedad permanece abandonada, sin sellos de aseguramiento, ni resguardo policial, luego de durar más de tres meses asegurada, bajo una investigación con el número de expediente FGE/QROO/TUL/10/1481/2021, que incluyó la liberación de personas detenidas en el proceso.

Durante la secuela del amparo trascendió que, a solo cinco días de haber asegurado el predio, la carpeta paso a formar parte de la unidad de delitos patrimoniales, acto que no debía suceder, pues el delito de narcomenudeo no se demostró.

Luego de todo esto, el predio que el Hotel El Pez ocupa, fue entregado a un particular que no presentó la acreditación legal de ser el dueño legítimo.

Según especialistas consultados, estas cuestiones deberán de ser atendidas por el Órgano de Control de la Fiscalía General del Estado e incluso por el propio Gobernador Constitucional de Quintana Roo, dado a que el proceso está plasmado de irregularidades e incongruencias.

Y es que más que resguardar las propiedades por la supuesta comisión de un delito, puede observarse que los particulares fueron despojados de sus propiedades con la intención de la autoridad de no regresárselas a ellos, sino a un tercero.

Los agentes del ministerio público adscritos a esas Unidades de Delitos Diversos y Patrimoniales con sede en Tulum, Quintana Roo, ignorando a los propietarios, han entregado la posesión de los predios a un tercero ajeno a este asunto, aún no identificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.