Amenaza de bomba en el muelle de Cozumel fue una “falsa alarma”

5

Una amenaza de bomba en las instalaciones del muelle fiscal de Cozumel, provocó una intensa movilizació por parte de las Fuerzas Armadas y la Policía de Quintana Roo; sin embargo al parecer todo se trató de una falsa alarma.

Todo comenzó a las 9 de la mañana de este 15 de junio, cuando personal de seguridad del Muelle encontró una maleta con una carta que contenía las siguientes instrucciones:

“AQUI DEJO LAS INSTRUCCIONES, 08:30 HRS COMPRAS TU BOLETO; 08:40 HRS ENTRAGAS EQUIPAJE Y REGRESAS A LOS BAÑOS DEL MUELLE CAMBIAS ROPA; 08:55 HRS ACTIVAS EXPLOSIVO CUANDO MALETA CUANDO MALETA ESTE DENTRO DEL BARCO; A LAS 10:00 HRS YA PUEDES RETIRAR EL DINERO DE LA TARJETA; AVECES HAY QUE HACER SACRIFICIOS AUNQUE LOS SACRIFICIOS SEAN AJENOS, SUERTE AMIGA”.

Esto ocasionó el operativo para tratar de encontrar la presencia de explosivos en el recinto, que se ubica en la costa oeste de la Isla de Cozumel, al centro de la ciudad y que representa la principal puerta para todo aquel que transita por vía marítima desde y hacia el continente en las embarcaciones que cubren la ruta a Playa del Carmen.

A la zona llegaron especialistas en manejo de explosivos de las Secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar), elementos de la Guardia Nacional, de Protección Civil, ambulancias, así como personal de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo).

Después de una exhaustiva revisión por todas las instalaciones, las autoridades determinaron que se trató de una amenaza falsa, pero anunciaron que harán una investigación a través de la policía cibernética para detectar el origen de la llamada telefónica que provocó la movilización.

Horas antes, en Cancún se registró una movilización similar por el reporte de posible presencia de explosivos en una tienda de conveniencia ubicada al sur de la ciudad.

Por su parte, la Administración Porturaria de Quintana Roo envió la siguiente información:

Señaló que de acuerdo a los protocolos, un binomio canino revisó a los pasajeros y equipaje que en ese momento se encontraban en las instalaciones del recinto portuario, sin encontrarse nada que pudieran poner en riesgo la integridad de los usuarios y de la terminal, por lo que se liberó la embarcación para realizar su ruta normal.

A las 07:37 horas de hoy, una persona del sexo masculino se presentó en la zona 1 de la terminal de San Miguel y se entrevistó con el vigilante en turno, mostrándole tres papeles escritos a mano; en el que preveía la instalaciòn de una supuesta bomba el el barco de Ultramar, de las 9:00 horas.

En ese momento, el vigilante informó sobre el documento al supervisor de la Apiqroo. La persona que entregó el aviso de la supuesta amenaza, se retiró rumbo al norte de la ínsula. De manera inmediata, se solicitó el apoyo a la Semar y policía estatal.

Unos instantes antes de llegar los cuerpos de seguridad, la persona regresó y entregó otros tres documentos con instrucciones a seguir para hacer explotar la supuesta bomba. En ese momento,  personal de vigilancia de la terminal lo retuvo hasta que llegaron elementos de la policía estatal junto con personal de la Semar.

Ricalde Magaña manifestó que la persona que dió el falso aviso fue trasladada a la fiscalía de Cozumel y dijo llamarse Jesús Eduardo Vera Cocom, de 19 años, originario la isla. Está persona se investigará y será sancionado por las autoridades correspondientes por su proceder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.