Citaron a vendedora para comprar una casa en Cancún, pero fue una trampa para violarla.

766

En Quintana Roo el 2022 inició con una nueva modalidad de robo, pues el día de ayer 04 de enero se registró el segundo atraco con violencia. Una vendedora de bienes raíces a la cual citaron, mediante el Facebook, para mostrar una vivienda, donde fue atacada con un arma blanca y estuvo cerca de ser violada.

V.I.M.H., de 27 años, nunca se imaginó por lo que iba pasar ese día, y los momentos de angustia y terror que iba a pasar a manos de quien creía que era un cliente.

La fémina narró a las autoridades ministeriales que hace dos semanas un sujeto la contacto mediante la plataforma de Facebook, para que le mostrara algunas viviendas en renta, ya que se dedica a bienes raíces.

Durante esos días la vendedora de bienes raíces le mostró dos viviendas las cuales no se concretó el contrato de arrendamiento, pero hoy le mostraría la tercera casa, la cual está ubicada en la Supermanzana 23, manzana 40, sobre la calle Flamboyan.

La cita fue a las 11:30 de la mañana, donde se presentó el supuesto cliente, el cual le dijo llamarse Luis, tras revisar la unidad habitacional, el sujeto le señaló a V.I.M.H. que había problemas con el agua.

Momentos de terror

Fue entonces cuando al ingresar al baño de la tercera recámara (principal), en ese momento el sujeto la sujeta por la espalda y le coloca una navaja en la espalda baja.

La mujer se quedó inmóvil y el delincuente le empieza a quitar las alhajas que tenía puestas, pero ella le dice que son de fantasía y no tenían valor.

El ladrón se enoja y advierte que entonces la iba a violar, empieza a tocarla, después le intenta quitar el pantalón, en ese momento que empieza a forcejear con él y lo golpea, pero el sujeto también hace lo mismo.

En el forcejeo, la mujer se arranca las uñas postizas y se lesiona de los dedos; en ese momento el individuo le cubre la boca con un pañuelo, con el cual la trata de asfixiar, además la amarró con una cuerda. 

Después el individuo la dejó amarrada y salió corriendo pero se llevó su bolsa de mano y su celular Iphone, posteriormente se desamarra y pidió ayuda.

De los hechos tomó conocimiento la policía municipal y la unidad de delitos sexuales de la Policía Ministerial; mientras que peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) levantó todos los indicios que había en el lugar del ataque.

La mujer fue valorada por una ambulancia particular y posteriormente fue trasladada a la Fiscalía para denunciar los hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.