Cocaína adulterada deja al menos 20 muertos en Argentina

5

BUENOS AIRES.- Al menos 20 personas murieron y más de 70 fueron hospitalizadas en suburbios del noroeste de Buenos Aires en una intoxicación masiva por cocaína adulterada, presumiblemente con opiáceos, dijeron este jueves fuentes oficiales.

El último balance es de 20 muertos y más de 70 hospitalizados en ocho centros de salud de la zona, dijo a la AFP un vocero de la provincia de Buenos Aires. El Ministerio de Salud bonaerense precisó que hay 18 internados con asistencia respiratoria mecánica en 10 hospitales del oeste y del norte del conurbano.

Las autoridades sanitarias emitieron por la tarde una “alerta epidemiológica” por consumo de cocaína alterada con “opiáceos” y sus servicios de emergencia continuaban registrando personas “en grave estado” y provocando una “constante ampliación de personas hospitalizadas”.

Hay fallecidos en la vía pública y en domicilios que aún no se pudo identificar”, dijo un vocero del ministerio de Salud provincial a la AFP.

La policía detuvo a por lo menos 10 personas en una vivienda en el empobrecido barrio Tres de Febrero, a 40 kilómetros de la capital, donde presume que se mezcló y se distribuyó la cocaína adulterada.

La fiscalía pidió a los compradores de cocaína del populoso cinturón que rodea la capital argentina de unos 14 millones de habitantes que desechen droga adquirida recientemente.

Se ha determinado que circula una sustancia comercializada como cocaína de altísima toxicidad”, dijo la Fiscalía del distrito de San Martín, una de las localidades donde se reportaron muertes, además de Hurlingham y Tres de Febrero.

Las víctimas, entre las que hay varios hombres de entre 30 y 40 años, habrían sufrido violentas convulsiones y paros cardíacos, según reportes médicos citados por varios medios.

Los hospitalizados se distribuían en ocho nosocomios del norte y el oeste del Gran Buenos Aires, detalló un vocero del Ministerio de Seguridad bonaerense.

El secretario de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, explicó que “cada dealer (vendedor) que compra la cocaína, la fracciona. Algunos lo hacen con sustancias no tóxicas, como el almidón. Otros le ponen alucinógenos y si no se tiene ningún tipo de control, pasan estas cosas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.