Cual priistas de la vieja escuela, los diputados del Morena y sus aliados aprovechan la confusión de la pandemia para ‘mayoritear’ y boicotear la ley electoral con propósitos de reelegirse sin desprenderse de su curul

9

La honestidad que predica López Obrador como solución de todos los males del país, no está en la devoción de sus grupos parlamentarios. Y aprovechando la ausencia de los legisladores adversarios, quienes previamente anunciaron que dejarían de asistir a las sesiones ordinarias argumentando que se están violando las recomendaciones sanitarias para la prevención del contagio del Covid-19, los diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y sus aliados llevan a cabo sesiones ordinarias a modo debido a la falta de los opositores. Lo más destacado ha sido la aprobación vía ‘fast track’ de reformas a las leyes generales de Instituciones y Procedimientos Electorales y de Partidos Políticos, con el fin de eliminar ‘candados’ que obligaban a los diputados y senadores a solicitar licencia para buscar la reelección. Asimismo, y en lo que fue una decisión muy cuestionada, aprobaron reservas presentadas por el grupo parlamentario del Partido Encuentro Social (PES) para que puedan reelegirse aunque su partido haya perdido el registro. Estas medidas facilitarán la continuidad de la actual mayoría en el Congreso de la Unión en las elecciones intermedias del próximo año, lo cual resulta vital tanto para seguir cobijando el mandato de Andrés Manuel López Obrador –aún popular, pero en declive- como para respaldar a quien busque sucederlo en 2024, cuando acaso ya quede de él bastante poco. Además, evitará que -como suele pasar en época electoral- las sesiones se lleven a cabo con los suplentes. Sin embargo, habrá que ver cuántos de los actuales diputados y senadores no sucumbirán a sus aspiraciones personales para buscar otros cargos en sus Estados natales, ya sea como alcaldes o gobernadores, aprovechando la fuerza que pudiera quedarle para entonces a López Obrador. 

Javier Ramírez

La contingencia sanitaria que se vive en el país desde principios de este mes y ha incrementado las medidas de precaución para evitar la expansión del coronavirus, alcanzó también a los diputados y senadores, quienes se preparan para un eventual cese de trabajo en ambas Cámaras.

Por ello, y pese a las recomendaciones de las autoridades de salud y la renuencia de los diputados del PRI, el PAN y el PRD de asistir, los legisladores del Morena, el PT y el PES convocaron a sesiones ordinarias para discutir varios puntos, incluidos el juicio político a Rosario Robles, un fondo especial para la emergencia por el coronavirus y, finalmente, reformas a las leyes de Procedimientos y Partidos Políticos.

Caso Robles

El pasado 17 de marzo, la Sección Instructora de la Cámara de Diputados halló elementos suficientes para fincarle responsabilidad a Rosario Robles, extitular de las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, en el juicio político avalado en enero pasado por la Subcomisión de Examen Previo por su presunta responsabilidad en el desvío de siete mil millones de pesos de la llamada ‘Estafa Maestra’.

De acuerdo con la Sección Instructora, se encontraron pruebas suficientes para demostrar que durante su gestión en las referidas dependencias, Rosario Robles estableció una red de derivación de recursos públicos con un modus operandi sistemático y continuado, además de que omitió “detener y revertir” los desvíos, pese a que le fueron notificados en tiempo y forma por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

La exfuncionaria, quien permanece presa desde agosto pasado en el penal de Santa Martha Acatitla, adelantó que no asistiría al Palacio Legislativo para defenderse, y acusó a los diputados de no respetar el plazo que su defensa pidió para presentar alegatos, además de que el juicio político está “infectado de irregularidades y atropellos por parte del diputado Pablo Gómez, presidente de la Sección Instructora”.

Al día siguiente, el jueves 19 de marzo, y sin la presencia de los diputados del PRI, el PAN y el PRD, la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados inició el juicio político.

Mientras tanto, en Quintana Roo, la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción informó que dos de los implicados en la ‘Estafa Maestra’ a nivel local, Jorge “N” y Gerardo “N”, exfuncionarios del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SQCS), fueron vinculados a procesos tras ser acusados de provocar un daño patrimonial al referido organismo por 743 millones de pesos, mediante el desvío con empresas fantasma.

Fondo contra Covid-19

Los diputados del Morena, el PT y el PES continuaron ignorando las quejas de los legisladores del PRI, el PAN y el PRD, e incluso del expresidente de la Mesa Directiva de San Lázaro, Porfirio Muñoz Ledo, quien pidió un “alto a la insensatez” de los primeros, a los cuales acusó de poner en riesgo la salud de quienes trabajan en la Cámara baja.

De esta forma, con 265 votos a favor, 10 en contra y cinco abstenciones, aprobaron un proyecto de reformas a las leyes federales de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, y de Deuda Pública, para la creación del Fondo para la Prevención y Atención de Emergencias Sanitarias, el cual podría contar con hasta 180 mil millones de pesos que se destinarían para enfrentar contingencias como la que se vive actualmente.

El coordinador parlamentario de Movimiento Ciudadano, Tonatiuh Bravo, aseguró que se trató de un ‘albazo’ legislativo, porque el tema nunca fue enlistado en el orden del día.

La iniciativa, propuesta por el coordinador de la bancada del Morena, Mario Delgado Carrillo, pasó directamente al Pleno sin que fuera dictaminada por las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público, y de Presupuesto y Cuenta. Tras la aprobación, el documento fue enviado al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.

Reformas para la reelección

En la misma sesión, el Morena y sus aliados pusieron a votación una iniciativa que tampoco pasó por comisiones, para reformar y agregar varias disposiciones a las leyes generales de Instituciones y Procedimientos Electorales, y de Partidos Políticos, en materia de elección continua.

De esta manera, con 254 votos a favor, 20 en contra y tres abstenciones, se eliminaron ‘candados’ para que los senadores y diputados federales que busquen la reelección no soliciten licencia al cargo y puedan realizar recorridos por sus localidades, con la condición de no pedir el voto.

Pero eso no fue todo. El Pleno también aprobó dos reservas presentadas por los diputados del desaparecido Partido Encuentro Social (PES); la primera, para que puedan reelegirse diputados y senadores aun cuando su partido haya perdido su registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE), y, la segunda, para que puedan postularse por el mismo distrito.

La diputada Martha Tagle, de Movimiento Ciudadano, acusó al Morena y a sus aliados de aplicar otro ‘albazo’ y de hacerla a modo del PES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.