Gradual pero seguro: el regreso de Quintana Roo a la “nueva normalidad”, dice Carlos Joaquín

15

LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN ABANDERA EL RETORNO DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA EN QUINTANAROO

Javier Ramírez

Luego de 51 días de confinamiento, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, presentó el Plan de Regreso a la Nueva Normalidad que permitirá el retorno de las actividades sociales, escolares y económicas de manera escalonada y con base en un semáforo de cuatro colores.

En esa conferencia, realizada el pasado el 13 de mayo, participó el gobernador Carlos Joaquín González, quien además de exponer las dificultades que está pasando Quintana Roo a causa de la pandemia explicó la estrategia y los apoyos que se han brindado tanto para salvar vidas como para proteger las inversiones y los empleos.

Semáforo, para regresar a la ‘normalidad’

De acuerdo con el plan presentado por el Ejecutivo Federal, la ‘nueva normalidad’ comienza a partir de este 18 de mayo con la reapertura de actividades esenciales por medio de un semáforo que determinará el nivel de incidencia del virus en los Municipios.

Graciela Márquez Colín, titular de la Secretaría de Economía federal, explicó que el plan consiste en tres etapas.

En la primera, se llevará a cabo este 18 de mayo la reapertura de 269 Municipios de 15 Estados, que han sido llamados “de la esperanza”, en los que no hay casos de Covid-19 ni colindan con Municipios con contagios. La mayoría de estos están en Oaxaca, Sonora y San Luis Potosí.

La segunda etapa, llamada “de preparación”, será del 18 al 31 de mayo, con el reinicio de actividades esenciales, como la construcción, minería y fabricación de equipo de transporte.

A partir del 1 de junio comienza la última etapa, en el que se establecerá un sistema de semáforo, parecido al utilizado en la Ciudad de México para el programa “Hoy no circula”, con el que se determinará la gravedad de la situación de las regiones.

Este semáforo contará con cuatro colores: rojo, de máxima alerta, sólo permitirá trabajos de los tres sectores antes mencionados; naranja, operación de actividades esenciales y no esenciales, con máximo cuidado de los trabajadores; amarillo, intermedio, permitirá las actividades acotadas en espacios públicos y actividad económica plena; y verde, cotidiano, significará la reanudación de las actividades escolares, sociales y de esparcimiento.

El Presidente aclaró que estas medidas serán de carácter voluntario, por lo que no se aplicarán medidas coercitivas ni a la población ni a las autoridades.

Perdidos, 80 mil empleos

Durante su participación, Joaquín González dio a conocer las dificultades económicas por las que está pasando Quintana Roo desde el comienzo de la contingencia sanitaria, como la pérdida de 80 mil empleos -casi el 22 por ciento de todos los que tenía la entidad- y la cancelación de casi 8 millones de asientos de avión.

“Esto nos obliga a pensar en una reapertura gradual, cuidada, lo más pronto posible, pero basados en dos puntos: salvar vidas y apoyar a la economía de las familias, cuya participación ha sido fundamental para avanzar y salir adelante, soportar días complicados y duros para el Estado”, explicó el gobernador.

Tras informar también de los apoyos que está brindando su administración para proteger a los más necesitados, el mandatario recordó que es muy necesario seguir con la disciplina de quedarse en casa para que se pueda acelerar la recuperación económica.

En ese sentido, mencionó que el regreso a las actividades deberá hacerse con protocolos particulares y especiales, principalmente en el sector turístico, como son los hoteles, parques temáticos, tours y servicios a visitantes.

Al cierre del 15 de mayo, Quintana Roo se ubica en el lugar número 8 de las entidades con más casos de coronavirus, con 1,257 confirmados y 234 defunciones.

Sector de la construcción, el primero en reiniciar

Luego de reconocer a los empresarios quintanarroenses que se sumaron al plan para ayudar a mantener la mayor cantidad de empleos posibles, Carlos Joaquín reiteró que la reanudación de la economía comenzará con la industria de la construcción, las actividades primarias -como la pesca y la agricultura-, y paulatinamente se seguirá con la llamada ‘industria sin chimeneas’.

El gobernador detalló que ha sostenido pláticas con sus asesores, presidentes municipales e incluso con autoridades de las entidades vecinas para establecer una estrategia que permita el inicio de la nueva normalidad en los primeros días de junio.

Para ello también se tendrán que poner en marcha nuevos protocolos de sanidad hasta en la forma de vestir, para seguir protegiendo a los grupos vulnerables.

El mandatario hizo un llamado a no relajar la disciplina del distanciamiento social, de la aplicación de medidas de higiene y movilización de personas, porque hacerlo provocaría un repunte en los índices de contagio y, por ende, retrasaría los planes para la recuperación económica.

Por lo pronto, la delegación de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC) en Quintana Roo ya trabaja en la elaboración de manuales y protocolos para reiniciar las labores, de acuerdo con su dirigente Germán Gaitán Guerrero.

Detalló que además del equipo de seguridad de siempre, las empresas deberán proporcionar a sus trabajadores materiales como cubrebocas y gel antibacterial, además de vigilar que se guarde la sana distancia.

Explicó que el hecho de que las actividades sean al aire libre y exista mínimo contacto entre los obreros, ayudará a disminuir cualquier posibilidad de contagio del Coronavirus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.