La verdadera lucha electoral

152

El Minotauro

Por Nicolás Durán de la Sierrra

Definidas ya las candidaturas al Gobierno estatal, con una clara ventaja de Mara Lezama, la propuesta de Morena, se abrió ya la lucha formal para integrar la próxima legislatura y es en tal palestra donde el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano querrán mellar al partido guinda; del PRI y Confianza por Quintana Roo mejor ni hablar, pues puede perder hasta el registro.

Para la aún alcaldesa de Cancún este ámbito no será fácil, y no tanto por lo que pretenden los partidos ya dichos, sino porque dentro de Morena hay tensiones evidentes. El apoyo de Marybel Villegas, su otrora adversaria, es frágil y su forzada adhesión depende, entre otras cosas, de la cuota que se le asigne en el Congreso en formación. El “toma y daca” de las curules.

Además de ello, está el creciente descredito del partido Verde, el que ocasionó, por lo menos en el discurso, la salida de Morena del senador José Luis Pech y su suma al Movimiento Ciudadano, partido que, por otra parte, tampoco goza de gran prestigio local luego del sainete de Roberto Palazuelos. De remate, hay que agregar la cuota del Partido del Trabajo, que todos cuentan.

Si bien la Legislatura actual, encabezada de nuevo por el honesto Eduardo Martínez Arcila, más que un servicial grupo al servicio del Ejecutivo, ha sido casi un circo de tres pistas. El próximo Congreso no será así; habrá de ser más dado a la pasión y eso se verá en el análisis de las cuentas públicas y otros detalles que podrían ser un verdadero dolor de cabeza para el nuevo gobierno.

La candidatura de José Luis Pech, más que a Morena, incomoda a la dupla PAN-PRD, pues es a esta a la que restarán votos. La lucha por el segundo sitio electoral será feroz, pues significa, por un año -el segundo-, el control legislativo. Las tendencias de las pasadas elecciones reflejan la supremacía del partido guinda… Y la popularidad de López Obrador sigue a la alza.

Así pues, la verdadera lucha entre los partidos se dará por espacios en la Legislatura por venir… 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.