Miente Mara: clausura de Hotel Solaris NO es definitiva, y pudo realizarse desde antes.

5

Aprovechando los reflectores que le han otorgado la pandemia del Covid-19, hoy la presidenta Mara Lezama intentó romper las redes sociales anunciando la suspensión de la construcción del hotel Gran Solaris, que se edifica junto a Playa Delfines.

Además, aún no se puede cantar victoria, pues el Secretario General, Jorge Aguilar Osorio, reconoció que siempre existe la posibilidad de que los dueños del proyecto renueven el permiso cumpliendo con todas las trabas administrativas, por lo que la “decisión” de Mara no es definitiva.

https://www.facebook.com/MaraLezamaOficial/videos/258991322116596/

La alcaldesa intentó “colgarse la medalla” de este mérito, utilizando un juego de palabras para asegurar que fue ella quien ordenó la suspensión “tras varias semanas de análisis con expertos”.

Sin embargo, documentos en poder de Estosdías revelan que desde el 16 de diciembre del 2016, la directora del Instituto de Impacto y Riesgo Ambiental Elvira Carvajal, había advertido que el proyecto del Gran Solaris Cancún, ubicado en el Boulevard Kukulcán, lote 52-01, no se ajustaba al parámetro urbanístico de los niveles en el uso de suelo planteados el programa de Desarrollo Urbano de Cancún, al encontrarse 10 niveles (o 52 metros más allá de lo permitido).

El documento, disponible en el link que presentamos a continuación, también plantea que el Hotel no cuenta con la información necesaria para determinar el cumplimiento de los parámetros establecidos en el PDU de la ciudad.

Es decir, que la alcaldesa pudo haber impedido desde el principio la construcción del gran Solaris, y no esperarse hasta después de que se haya construido la barda perimetral que bloquea el acceso a las playas, así como los cimientos de la construcción.

El “impacto ambiental”, como ella lo llamó, no tenía que haberse llevado a cabo en primer lugar, ni era necesaria ordenar un análisis de varios meses “entre expertos”, tal como quiso justificar su lentitud al actuar.

Quizás, lo que Mara no esperaba, es que la opinión pública se fuera contra el Ayuntamiento al hacer caso omiso desde un principio a este proyecto, y ahora busca “curarse en salud”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.