Reubicación de vivienda, el siguiente reto del Tren Maya

5

CANCÚN.- Actualmente el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) se encuentra a la espera de recursos por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público por un monto de 3,579 millones de pesos para el programa de adquisiciones para las reubicaciones de asentamientos humanos en el derecho de vía del Proyecto Tren Maya.

El Fonatur refiere que han identificado al menos 2,294 predios con una o más viviendas que deberán ser reubicadas, es decir, 3,286 hogares que suman una superficie de 489,640 metros cuadrados sobre el Derecho de Vía (DDV) del Tren Maya.

Fonatur consideró una franja de 20 metros de cada lado de la vía férrea para determinar el número de hogares que requieren soluciones de vivienda.

“Los principales costos asociados al proyecto se conforman por la adquisición de terrenos, construcción y adquisición de vivienda y la supervisión. La inversión, incluyendo el impuesto al valor agregado, asciende a 3,579.32 millones de pesos. Como costos sociales, para fines de la evaluación, se consideran también 48.26 millones anuales para mantenimiento de las viviendas”, se lee en el resumen ejecutivo del proyecto.

La solicitud de recursos fue ingresada en abril de este año, pero aún no se publica el avance de los programas y proyectos de inversión al segundo semestre de este año, por lo que aún no se hace público si Fonatur ya recibió y echó a andar este proyecto.

El proyecto requerirá adquirir predios en los cinco estados por los que correrá el Tren Maya, es decir, Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Sin embargo, han surgido protestas, sobre todo en Campeche, donde se oponen a la reubicación anunciada por Fonatur.  

Previo a ello, en mayo pasado, el consorcio liderado por Bombardier y Alstom obtuvo la licitación para la adquisición del material rodante y sistemas ferroviarios para el Tren Maya.

La propuesta elegida requerirá una inversión de 36,600 millones de pesos para la entrega de 42 trenes, los cuales se ensamblarán en una planta ubicada en Ciudad Sahagún, Hidalgo.

Fuente: El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.