Exhibe secretario de la Marina la realidad de la justicia en México, pese a quejas de los ‘indignados’ protectores de los derechos humanos

38

Las diferencias entre las autoridades que investigan y detienen a presuntos criminales y las que se encargan de determinar si éstos son o no culpables de lo que se les acusa, son cada día más grandes. El primero en reclamar el proceder de estos últimos ha sido el jefe del Ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador, quien desde que asumió el cargo ha criticado la manera en la que los jueces trabajan -o dejan de trabajar-, al liberar a varios sujetos que han sido llevados ante la Justicia ya sea por la Fiscalía General de la República o por los demás cuerpos de seguridad mexicanos. Esta postura del mandatario ha causado el enojo de sus detractores, quienes lo han acusado de querer poner al Poder Judicial a los pies del Ejecutivo, acabando así con la división de Poderes. Nada más lejos de la realidad, porque el principal objetivo del presidente siempre ha sido trabajar de manera coordinada con el resto para poder llevar a los mexicanos a mejores niveles de vida, luego de décadas de impunidad y corrupción en todos los niveles gubernamentales, una meta que hasta el magistrado presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar, comparte. El enojo que provoca la liberación de delincuentes finalmente fue compartido por el secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, quien sin tapujos señaló lo que sin duda ha sido una constante en los últimos años. Pero de nuevo, han salido los ‘indignados’ a quejarse del almirante, asegurando que con declaraciones como las de él se está poniendo en riesgo el Estado de Derecho.

Javier Ramírez

El pasado 21 de mayo, el titular de la Secretaría de Marina (Semar), el almirante José Rafael Ojeda Durán, soltó en medio de la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel un fuerte señalamiento hacia el desempeño de los jueces mexicanos.

Y es que al momento en que presentaba los resultados sobre los decomisos de precursores de la droga en los puertos del país, indicó que pareciera que “el enemigo lo tenemos en el Poder Judicial”, en referencia a las veces en que los jueces han impedido investigaciones o liberado a criminales.

Ese mismo día, el mandatario dio a conocer que un juez exoneró parcialmente al líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, José Antonio Yépez, ‘El Marro’, de delitos en contra de servidores públicos, por lo que pidió la intervención del Consejo de la Judicatura.

Semar y Sedena, para resguardar aduanas

El resguardo de los puertos y aduanas del país ha sido uno de los principales objetivos del presidente Andrés Manuel en el último año, debido a que, por la corrupción que por décadas ha permeado entre los agentes encargados de vigilar el paso de productos, cada año miles de objetos piratas y toneladas de drogas y hasta armas llegan al país, principalmente desde la frontera norte.

Por ello, el 17 de julio pasado, anunció la decisión de que las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar) se queden a cargo de las 49 aduanas terrestres y marítimas del país. Así, además de evitar el paso de productos prohibidos, ayudarían a incrementar el correcto cobro de impuestos, en beneficio de las arcas del país, algo que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) había identificado como uno de los puntos flacos en aduanas y puertos.

Esto también provocó la molestia de los críticos, quienes aseguraron que se estaba “militarizando” a las aduanas. Sin embargo, el administrador General de Aduanas (AGA), Horacio Duarte Olivares, destacó que el SAT mantiene el mando institucional del sistema aduanero.

Recordó que gracias a un trabajo coordinado previo con la Semar, la Sedena y la Guardia Nacional, de enero a junio de 2020 se habían dado duros golpes al crimen organizado en las aduanas y se habían recaudado 420 mil 900 millones de pesos, con productos que anteriormente entraban de contrabando.

¿El enemigo en el Poder Judicial?

Tanto la Semar como la Sedena tienen la difícil misión de contener el tráfico de drogas, gasolina y productos pirata, que ocasionan al Gobierno pérdidas de hasta 200 mil millones de pesos al año. Por esa razón, dentro de las conferencias mañaneras del presidente Andrés Manuel, las autoridades de seguridad dan adelantos de los avances en el resguardo de las aduanas y puertos del país.

Y en eso estaba el almirante José Ojeda Durán, titular de la Secretaría de Marina, el pasado 21 de mayo, cuando fue cuestionado sobre el tráfico de fentanilo en los puertos de Ensenada, Lázaro Cárdenas y Manzanillo.

El almirante respondió que no podía dar toda la información al respecto, debido a que las investigaciones seguían en curso, añadiendo que “es una situación que hay que hacerla paso a paso y bien fiscalizada y bien judicializada, porque si no, las ayudas, que no tenemos muchas de jueces y ministerios públicos; tenemos que cerrar bien el círculo porque si no se nos van. Hay muchos casos que hasta pena nos da que actúen de esa manera, parece ser que el enemigo lo tenemos en el Poder Judicial, ¿no? Y tenemos que cerrar bien ese círculo para llevar bien a la detención”.

Indicó que no se trata de decomisar las cargas de contrabando, sino también de descubrir de dónde vienen, quién las envía, quién las transporta hacia y quién espera recibirlas.

En la misma conferencia, el presidente Andrés Manuel denunció que un juez había exonerado parcialmente al líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, José Antonio Yépez, alias ‘El Marro’.

“Hoy en la mañana vimos que un juez exonera a un jefe de una banda que está preso en Guanajuato, en el Altiplano. ¿Cómo se llama el señor? José Antonio Yépez. Lo exonera, del delito en contra de servidores públicos, entonces eso lo tiene que conocer el Consejo de la Judicatura”, aseveró.

‘El Marro’ fue detenido en agosto pasado por elementos de las fuerzas federales y del Estado de Guanajuato, donde comandaba un grupo delictivo dedicado, principalmente, al robo de combustible. El sujeto sigue detenido por los delitos de delincuencia organizada y secuestro agraviado.

Derechos humanos, “indignados”

Tras conocerse la declaración de Ojeda Durán, el director para las Américas de la organización Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, publicó en sus redes sociales que lo dicho por el titular de la Semar es “todo un símbolo de la militarización de México y la degradación del Estado de Derecho en la presidencia de AMLO (Andrés Manuel López Obrador). Muy peligroso”.

En otro ‘tuit’, pero en inglés, acusó que es “indignante” lo dicho por el secretario de la Marina y que debería ser un “llamado a despertar” puesto que “las reglas de las leyes están bajo ataque en México”.

De inmediato, muchos usuarios le hicieron ver que estaba sacando de contexto las palabras del almirante, puesto que él declaró que “parece” que el enemigo está en el Poder Judicial, es decir, que nunca lo aseguró. Asimismo, le hicieron ver que no sabía nada sobre el tema y de lo que está ocurriendo en el país.

En tanto, la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito del Poder Judicial de la Federación se pronunció ante la “necesidad de aclarar” que “no son ni enemigos ni amigos de nadie, sino que obedecen únicamente la Constitución”.

Por su parte, y sin referirse de manera directa, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, escribió en Twitter que “la función de las y los jueces federales es defender los derechos humanos y la Constitución”.

En este sentido, hay que recordar que el presidente Andrés Manuel nunca ha ocultado que se ha reunido en privado con el magistrado Zaldívar, con quien mantiene una buena relación, gracias a que ambos tienen objetivos similares, pese a que esto tampoco es bien visto por los detractores del Gobierno federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.