Parte 3 del Chismesito de Tekax: los protagonistas dan su versión. 

3,220

¡Por fin! La chetumaleña Victoria Cabrera y el cubano Yamil Farmil, nos platicaron su versión de la historia del Chismesito de Tekax.

Les damos un resumen rápido: el pasado jueves una pareja presumió su sesión de fotos de boda en Tekax, Yucatán. Una página local compartió las imágenes sin imaginar que llegaría hasta la esposa del hombre, quien reclamó (con pruebas) que todavía el pasado 1 de julio andaba con ella ya dos hijos de ambos.

La familia de la primera esposa e incluso el padre de Yamil platicaron que el cubano le fue infiel en sus múltiples viajes a Chetumal y Yucatán, debido a que fue contratado como chofer por la familia de la primera mujer para entregar Betterware, permitiendo de esta manera que Yamil pueda contactar de nuevo a Victoria, pues ya se conocían desde entonces.

Y así fue como de sorpresa el cubano dejó a su primera familia mexicana para comprometerse con la chetumaleña, debido a que además de todo, esta embarazada. (Si quieres más información, puedes consultar la primera y segunda parte de esta historia, en nuestra página de Facebook).

Pues bien, ahora resulta que el protagonista de esta historia Yamil, nos contactó para darnos su versión, argumentando que todo era mentira, pues ya tenía bastante tiempo que se había separado de su primera esposa.

También nos amenazó con demandarnos, asegurando que jamás vendió Betterware, y que fue hasta terminar con su primera pareja que llegó a comprometerse con Victoria.

TE PUEDE INTERESAR:

Y estuvimos a punto de creerle… hasta que nos contactó su actual pareja, revelando que en efecto si tuvieron la relación aún cuando ambos aún andaban con sus respectivas parejas.

“Por supuesto que tengo un pasado, y nadie es una blanca Paloma. ¿Pero porqué tenemos que andar con una persona si pensamos en otra? Y si duele porque las otras partes salen dañadas, pero es mejor que seguir mintiéndoles”, declaró.

Respecto a las suposiciones de que no está embarazada, nos compartió un video grabado el 11 de julio, en el que demuestra que se hizo la prueba con un famoso ginecólogo chetumaleño, confirmando que tenía casi un mes y medio de embarazo.

(Esto comprobaría que si tenía una relación con el cubano cuando éste andaba con su primera esposa, según la publicación del 1 de julio).

También declaró que decidieron al principio negar esta relación, porque jamás llegaron a pensar de que lograrían estar juntos, siendo esta la razón por la que decidieron presumir su amor a través de una sesión fotográfica.

Aclaró que aún no se han casado, pero están en planes de hacerlo, siendo que decidieron adelantar las fotografías.

Y por lo que pudimos averiguar, sí, ella buscaba un niño claro de ojos azules, que espera se cumpla con este embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.