Joven denuncia a cuatro pastores de Cancún por abusar sexualmente de ella durante siete años.

308

Cancún, 14 de mayo.- Una mujer denunció formalmente a un pastor de Cancún, por abusar sexualmente de ella durante los últimos siete años, junto con un grupo de “predicadores de la palabra”.

La denuncia quedó asentado en el acta FGE/QROO/CAN/FEDCLSLYDP/03/334/2022 desde el pasado 2 de marzo sin que la fiscalía haya presentado avances en el caso limitándose a mencionarle que los avances se le notificarán vía telefónica a la agraviada.

La mujer relató que en el 2015 comenzó un estudio teológico en esa ciudad, donde el presunto responsable identificado como Wimer Bernardo “N” era uno de sus maestro.

De acuerdo a la fémina el pastor inició con mensajes al celular mencionando sus intenciones de ayudarla ya que tenía conocimiento de que sufría violencia familiar por parte de su pareja. Fue el 21 de noviembre del 2015 cuando aprovechando su posición le pidió acudir a un hotel ubicado sobre la avenida Coba para formar parte de un grupo de oración en uno de los salones rentados.

Ya estando en el lugar le dijo que habían llegado demasiado temprano, por lo que le pidió que la acompañe al cuarto donde se encontraba la mujer que iba a dar la plática. Al llegar el pastor la golpeó y abusó de la joven.

Desde ese día, su vida se volvió una pesadilla ya que el pastor le tomó fotografías de ella desnuda boca abajo, amenazándola con mostrárselas a su marido para que la mate a golpes por su supuesta infidelidad. El pastor incluso llamó a otros tres pastores presbiterianos para también abusar de ella.

La víctima tuvo que recurrir a terapia ya que derivado de la violación por parte del líder religioso atentó contra su vida el año pasado. Ahora ya recuperada dejó a su marido que la golpeaba, y con el apoyo de su familia exige justicia. Afirmó que primero denunció al pastor Wimer ya que tiene pruebas en su contra, mientras que la Fiscalía le recomendó que a los otros tres espere a que el acusado confiese su participación, a fin de que su caso no caiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.