“Lord Golpeador” pide perdón: “la pasó muy mal en la cárcel”, dice su abogado.

186

CDMX, 14 de abril.- Abogados y activistas exigieron a las autoridades mayor agilidad a la hora de arrestar a las personas, mujeres y hombres, que son captados en video golpeando a otras personas. También solicitaron reformas a las leyes para evitar que los abogados argumenten que al hacerse virales los videos de los culpables, se violó su derecho a la presunción de inocencia, lo que ha permitido siete de cada 10 acusados salgan libres.

Citaron como ejemplo a Arturo Said Bernal, conocido como Lord Golpeador, quien apenas en abril pasado finalmente fue sentenciado tras ser exhibido hace cuatro años por golpear a una de sus vecinas.

Después de un caso de acoso, violencia e impunidad, desde junio de 2018, Irene Aka Esperanza celebró en su cuenta de Twitter que finalmente podría escuchar una sentencia contra su agresor además que ya es 100 por ciento responsable por los delitos que se le imputaron.

Lo anterior después que Arturo Said Bernal, mejor conocido como “Lord Golpeador“, se volvió viral en redes sociales por amenazar y violentar a una de sus vecinas.

Desde 2018 Arturo Said Bernal comenzó a realizar acciones violentas en contra de una de sus vecinas, Irene, en su domicilio ubicado en la colonia Narvarte de la Ciudad de México. Otra vecina fue la que grabó la agresión, lo que permitió aportar las pruebas para que sea sometido a un juicio por su conducta.

Pero la parte acusadora declaró que fue precisamente por ese video viral que se logró que el caso tuviera relevancia.

Sin embargo, Said Bernal estuvo a punto de salir ileso del proceso, ya que las autoridades señalaban que al haber publicado la grabación, se violó su derecho de presunción de inocencia, ya que miles de personas lo señalaron de culpable a través de las redes sociales.

Hace un año, Irene explicó que “Lord Golpeador” ya estaba mencionado en 5 denuncias realizadas por otras personas y que aún seguía libre, además de que durante el mes de febrero se presentó un recurso para bloquear su vinculación a proceso por las denuncias hechas.

El pasado 2 de mayo fue condenado a seis años de prisión. Por su parte, su abogado declaró que Arturo Said “se siente muy mal” y pide perdón sincero a su víctima, añadiendo que fue acosado y maltratado por los demás presos, poniendo en peligro su integridad física, durante el breve tiempo que estuvo en la cárcel.

Y es que al ser una pena de menos de 3 años, tuvo la opción de pasarla en libertad, aunque obligado a acudir a terapia y a pagar una indeminización a su víctima, de apenas 7 mil 200 pesos.

En caso de que Irene declare que no está conforme con la pena o si se acerca a ella, puede pasar esos siete meses en prisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.