Nueva oleada de contagios de Covid-19 golpea a trabajadores turísticos en Q. Roo

6

CANCÚN.- Una oleada de contagios de Covid-19 golpea a trabajadores de la industria turística de Quintana Roo, causando muerte, miedo y deserción laboral, confirmaron delegados de hoteles de la zona de playas de este centro vacacional.

Roberto Ríos, delegado del hotel Hard Rock Cancún, confirmó la muerte de dos compañeros y el contagio de más de una decena trabajadores que estuvieron expuestos al contacto con los huéspedes, por lo que consideró que el Covid-19 se ha convertido en un “asesino silencioso”.

La cadena de contagios y muerte entre trabajadores de la industria hotelera no es cuantificable, “algunos compañeros enferman, se incapacitan y ya no regresan, no sabemos si por miedo o si murieron” dijo uno de los informantes.

La plantilla laboral de la industria turística que va desde el aeropuerto, restaurantes, parques y marinas, hasta los grandes hoteles, se ha convertido en población de alto riesgo, ya que, a pesar de tener contacto directo con los turistas, en su mayoría los trabajadores no han sido vacunados contra el coronavirus.

A diferencia de otros destinos del Caribe, como Punta Cana en República Dominicana donde todos los empleados de la industria están vacunados, en Quintana Roo, la plantilla laboral del hotelería aún no ha recibido este beneficio y se expone día a día.

La edad promedio de la plantilla laboral de los hoteles y prestadores de servicios turísticos en Quintana Roo es de 20 a 40 años, y apenas esta semana se inició la vacunación para personas de 30 a 40 años de edad en una primera dosis.

Celosos de la información, delegados de hoteles de Cancún y Riviera Maya, confirmaron varios compañeros han caído por Covid-19 en cumplimiento de su deber y que algunos trabajadores de alto riesgo como los de la tercera edad, hipertensos, diabéticos y mujeres embarazadas han tenido que abandonar su trabajo por miedo a contagio, incluso las embarazadas, dijeron, ya no regresan a trabajar.

Confirmaron también, que se ha detectado la presencia de algunos huéspedes y familias completas contagiadas con Covid-19, los cuales han sido aislados en sus habitaciones para evitar contagien a otros huéspedes y trabajadores.

A pesar de la oleada de contagios que sufre Quintana Roo, autoridades insisten en mantener el semáforo epidemiológico en color “Naranja” para reactivar la economía y actividad turística.

Actualmente Quintana Roo, sufre una cadena de contagios de más de 300 casos positivos de Covid-19 por día, según cifras dadas a conocer por la Secretaría de Salud que pide a la población reforzar medidas de prevención.

Fuente: El Sol de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.